Santa María de Colbún

Es una de las últimas termoeléctricas que entran en operación en Chile  y no tiene fecha de cierre. Justo un año después que se aprobara, cambia el Plan Regulador de la zona, prohibiendo la instalación de nuevas centrales termoeléctricas. La contaminación que genera ésta y el resto de las industrias han afectado directamente la fuente

Es una de las últimas termoeléctricas que entran en operación en Chile  y no tiene fecha de cierre. Justo un año después que se aprobara, cambia el Plan Regulador de la zona, prohibiendo la instalación de nuevas centrales termoeléctricas. La contaminación que genera ésta y el resto de las industrias han afectado directamente la fuente laboral de los pescadores de la zona, que se han quedado sin recursos pesqueros. Durante el 2018, las organizaciones ciudadanas denunciaron una sobre generación de energía por parte de la central, lo que se traduce en más contaminación de lo permitido por la ley.

El Acuerdo firmado por Colbún expresa que en el cronograma de descarbonización deben darse señales regulatorias y de mercado para seguir desarrollando una matriz diversificada.

-Que el cronograma debe considerar la adecuación y la no afectación de los contratos que se suscribieron con clientes que tuvieron que ser respaldados con inversiones en centrales de carbón en respuesta a la crisis del gas argentino.

-Que la central Santa María queda sujeta a la condición de no afectar el contrato entre Colbún S.A y Corporación Nacional del Cobre (Contrato 2- 2010).

Colbún S.A. debería entregar una fecha de cierre definitivo y anticipado de la única central a carbón que tienen en el territorio de Coronel y ser un modelo a seguir por ser la única empresa Chilena con Central Termoeléctrica a carbón operativa actualmente en Chile que cierra el carbón y le de paso a las energías limpias.