Coronel

Históricamente, Coronel se desarrolló en torno al carbón hasta que -en la década de 1990- con el cierre de las minas a carbón, se industrializa el lugar. Actualmente, es una zona declarada como saturada de contaminación, con 3 termoeléctricas, 7 plantas pesqueras y un parque industrial con más de 100 empresas. Las termoeléctricas cada año

Históricamente, Coronel se desarrolló en torno al carbón hasta que -en la década de 1990- con el cierre de las minas a carbón, se industrializa el lugar. Actualmente, es una zona declarada como saturada de contaminación, con 3 termoeléctricas, 7 plantas pesqueras y un parque industrial con más de 100 empresas. Las termoeléctricas cada año generan 190 mil toneladas de cenizas, que contaminan el entorno y afectan la salud de las personas.

Recientes investigaciones científicas han demostrado la presencia de metales pesados, como aluminio y mercurio, en el torrente sanguíneo de niños de Coronel.

El 27 de mayo de 2020, la empresa Enel Generación Chile anunció su decisión de adelantar el cierre de la central Bocamina I,  (128 MW), al 31 de diciembre de 2020, e incorporó fecha de cierre para  Bocamina II, (350 MW), para el 31 de mayo de 2022. Ello significa un  adelanto respecto del anuncio del Plan de Descarbonización Nacional de junio de 2019, que contemplaba el cierre de Bocamina 1  hacia fines de 2023 y Bocamina II para 2040. Con este anuncio, ENEL se constituye en la primera empresa en eliminar totalmente la generación a carbón en Chile.