Mejillones

En la Región de Antofagasta, la cual tiene el índice de cáncer más alto del país, se encuentra el puerto de Mejillones, que fue estratégico para la exportación del salitre durante fines del siglo XIX y principios del XX. Hoy, sus habitantes conviven con 9 unidades termoeléctricas a carbón e industrias, que constantemente tienen accidentes

En la Región de Antofagasta, la cual tiene el índice de cáncer más alto del país, se encuentra el puerto de Mejillones, que fue estratégico para la exportación del salitre durante fines del siglo XIX y principios del XX. Hoy, sus habitantes conviven con 9 unidades termoeléctricas a carbón e industrias, que constantemente tienen accidentes como emanaciones de gases tóxicos y derrames al mar. Este lugar no cuenta con ninguna medida de descontaminación y, de acuerdo a un estudio de la Universidad de Antofagasta, en moluscos y sedimentos marinos del sector industrial se registran altos niveles de metales pesados, como níquel, cobre, zinc y plomo, entre otros. Ante esta realidad, la comunidad se ha organizado para detener nuevos proyectos a carbón como “Infraestructura Energética Mejillones”, que finalmente se aprueba y comienza a operar pocos días antes de que entre en vigencia el plan de descarbonización del Gobierno, pasando por encima de la voluntad ciudadana. Esta nueva y última central en entrar en operación es de la empresa Engie, ex GDF Suez, conocida por el emblemático caso de la termoeléctrica Barrancones.