Engie aumenta su compromiso de descarbonización, sumándose a Enel y dejando en evidencia el maquillaje verde de Aes Gener

Declaración Coalición Chao Carbón: El reciente anuncio de la empresa Engie vinculado a la reconversión a gas de las termoeléctricas a carbón Infraestructura Energética Mejillones-IEM (375 MW), y la reconversión a biomasa de Hornitos (175 MW) y Andina (174MW) para el 2025, todas ubicadas en Mejillones, constituye un avance en los compromisos de descarbonización de

Declaración Coalición Chao Carbón:

El reciente anuncio de la empresa Engie vinculado a la reconversión a gas de las termoeléctricas a carbón Infraestructura Energética Mejillones-IEM (375 MW), y la reconversión a biomasa de Hornitos (175 MW) y Andina (174MW) para el 2025, todas ubicadas en Mejillones, constituye un avance en los compromisos de descarbonización de la empresa, con lo cual la firma francesa lograría cerrar y/o reconvertir la totalidad de sus 9 unidades a carbón para antes del 2025, sumándose así a la italiana Enel que ya había comprometido el cierre de todas sus 3 centrales a carbón para antes del 2025.

Las organizaciones ciudadanas miembros de la Coalición Chao Carbón, consideramos que los anuncios de hoy son un gran avance para la justicia ambiental y social en aquellas comunas que han debido soportar la contaminación y daños a la salud que ha causado la combustión a carbón de estas industrias, especialmente en Tocopilla y Mejillones. Pero nos preocupa que las estrategias de reconversión a gas sean vistas como un incentivo al uso de ese otro combustible fósil, demorando el logro de la meta final que es la completa desfosilización de la matriz energética.

Resulta preocupante también la reconversión de 2 centrales a biomasa, considerando que el uso de esta puede generar entre 3% y 50% más de emisiones de CO2 por unidad de energía, que el carbón, amenazando además a las masas vegetacionales que permiten capturar emisiones de CO2, incorporada como compromiso para la carbono neutralidad. Ello además de los impactos negativos de la deforestación y pérdida de ecosistemas, muestra que la alternativa de la biomasa no es sustentable para el medio ambiente, ni justa para las comunidades.

Recordemos que Engie, con el cese del funcionamiento de las Unidades 12 y 13 en la ciudad de Tocopilla en el año 2019, fue la primera empresa en cerrar termoeléctricas a carbón en Chile. Adicionalmente ya ha comprometido el cierre de Unidad 14 y Unidad 15 para el 2021; y CTM 1 y CTM 2 para el 2024. Ahora, con el anuncio de reconversión de Hornitos, Andina e Infraestructura Energética Mejillones, quedaría sin activos a carbón al año 2025, con lo cual se suma a lo anunciado el año pasado por la italiana Enel que también compromete una completa descarbonización de su portafolio para antes del 2025. Muy por el contrario, la estadounidense Aes Gener con 15 centrales termoeléctricas a carbón, sólo ha comprometido el cierre de 2 de ellas, ha vendido 5 unidades a otros inversionistas, y pretende cambiarse el nombre a Aes Andes, en un intento de maquillar su falta de voluntad con el compromiso de descarbonización y perpetuando su negocio sucio e irresponsable que daña la salud de las poblaciones locales y provoca el calentamiento global.

Asimismo, queremos evidenciar la irresponsabilidad de Colbún, empresa chilena, dueña de la central Santa María en Coronel, que no ha realizado ningún compromiso de descarbonización.

La Coalición Chao Carbón demanda a Aes Gener y a Colbún presentar fecha de cierre para todas sus carboneras al 2025. Instamos a la chilena Colbún y a la estadounidense Aes Gener a ponerse a la altura, no sólo de las otras empresas trasnacionales dueñas de carboneras, sino que a la altura de un segundo año pandémico en que la población impactada por los efectos de las termoeléctricas a carbón es más vulnerable a agravarse en caso de contagiarse de covid19 y sus variantes.

Coalición Chao Carbón

-->